Inicio Mapa del Sitio Identificarse    

FASE LUNAR

Construcción

Creado el 7/11/2007
última actualización 28 de julio de 2014

Materiales para su Construcción: 

Un paquete de 500 hojas de papel bond blanco tamaño carta. (Mejor si es papel reciclado para salvar arbolitos). Si el tamaño Carta te es muy grande, puedes llevar 250 hojas a una imprenta para que te las corten a la mitad. Si prefieres también se puede utilizar menos cantidad de hojas.

Dos pedazos de cartón grueso, del mismo tamaño de las hojas. Puede ser también madera delgada.

Una cinta, lazo o cordel muy delgado para utiliza como separador de hojas. El tamaño depederá de lo largo de tus hojas.

Material para forrar las tapas del color que se prefiera. Puede ser una hoja de cartulina negra o la cantidad necesaria de tela para forrar el libro.

Un rotulador plateado o dorado. Pueden también ser pinturas u otro material para dibujar y decorar las tapas del libro.

Cola blanca o transparente soluble en agua. Puede ser la que utilizan los arquitectos o ingenieros porque es bastante fuerte. Si pueden conseguir aquella que es especial para madera, mejor.

Un pincel grueso o brocha de pintar para exparcir el pegamento en el lomo.

Un trozo de tela de franela o algodón. Deberá ser del tamaño del lomo del libro más dos centímetros a cada lado. Da igual del color que sea puesto que no se verá.

Una mesa cómoda y con la superficie protegida donde trabajar y muchos libros para ayudarnos a hacer peso sobre el libro, asi este no se mueve y se mantiene muy unido.

Procedimiento:
1. Igualar bien las 500 hojas, para que queden lo mas parejo posible, por lo general ya suelen estar bien grafiladas cuando se compra de paquete.
2. Colocar los cartones a cada lado del libro, para que sean las tapas. Tomando en cuenta que éstos sean del mismo tamaño que las hojas.
3. Situar la parte del libro que será el lomo en el extremo de una mesa, y colocar sobre el libro peso para sujetarlo y mantenerlo prensado.
4. Con un pincel o brocha extender una buena cantidad de cola blanca, sobre el lomo que sobresale del extremo de la mesa. Déjelo secar de una a tres horas. Una vez seco, es preciso darle tres a cinco pasadas más (o las veces que crea necesarias), para que el pegamento se haga lo más fuerte posible y ayude a unir bien todas las hojas. Luego de aplicar la última capa, dejar secar por toda la noche sin quitarle el peso de encima ni moverlo.
5. Al día siguiente, tome la tela de franela o algodón y recórtela de la misma longitud que el lomo encolado, la anchura debe de ser la misma que tiene el lomo, más dos centímetros a cada lado.
6. Mida la cintilla que funcionará como separador de las hojas y cósala con un par de puntadas al medio de la franela del lomo. Si se prefiere, puede utilizar tres cintas de diferentes colores para que cada una de ellas marce más de un lugar al mismo tiempo.
7. Pinte nuevamente el lomo con cola blanca y pegue la tela en el lomo, dejando que sobresalgan los dos centímetros en la parte superior e inferior. Estos deberán ser pegados en la tapa de cartón superior y en la parte de la contratapa del cartón inferior. Deje secar. Es aconsejable que le de más manos de cola, para que la tela quede bien empapada y sugeta al lomo.
8. Una vez que la tela del lomo, en la partes de la tapa superior y trasera esten totalmente secas, mueva el peso para que cubra totalmente la superficie del libro. Y déjelo reposar así hasta el día siguiente sin remover el peso de encima.

Terminaciones:
1. Una vez que secó totalmente el libro; con la cartulina negra o la tela forre las tapas utilizando el mismo pegamento o si prefiere silicona.
2. Una vez forrado y seco, dibuje en la tapa principal con el rotulador plateado un pentagrama con la punta hacia arriba, rodeado con un circulo. También puede hacer el diseño con un pedazo de cuerda o pegando piedrecillas. Los símbolos más apropiados entre los que puedes elegir en vez del pentagrama son estos: 


3. En la primera hoja escriba la breve advertencia de que nadie puede leer este libro sagrado sin su consentimiento. También incluya que usted no se responsabiliza de los males que, involuntariamente, podrían llegar a la persona que violase este libro.

4. Cuando haya anotado sus primeras oraciones, rituales y agregue otros contenidos, se sentirá cada vez más cómodo con este libro, una vez que esto ocurra lo podrá ritualizar y bendecir como a sus otros instrumentos mágicos.

Respete este libro, pues una vez ritualizado será un potente Talismán que formará parte de su vida. Si prefieres, y por mayor seguridad, el libro también puede ser codificado con algún lenguaje mágico.